ICCRadio

Como saber si los planes que tengo para mi vida son conforme a la voluntad de Dios

Varias veces nos hemos preguntado si las cosas que hacemos, o las decisiones que tomamos, le agradan a él Señor, pero… ¿cómo saberlo realmente?

Todos en la vida tenemos que tomar decisiones, elegir si giramos a la derecha o a la izquierda; hasta para el simple hecho que elegir que ropa usar tenemos que tomar una decisión. Existen diferentes tipos de decisiones, algunas simples como la que acabo de mencionar u otras decisiones más complejas que podrían definir el resto de nuestra vida.

 

Todo cristiano quiere vivir su vida conforme a la voluntad de Dios y sinceramente no es tan fácil saber cuál es su voluntad. Sabemos que Dios ha tenido nuestra vida planeada desde antes de que naciéramos (Salmos 22:10) y si, él la sabe pero cómo podemos conocerla nosotros?

 

“Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del señor”

 

Efesios 5:17

 

La mejor forma de conocer lo que Dios tiene planeado para nosotros es por medio de su palabra; sabemos que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta (Romanos 12:2), pero lo que no sabemos es si su voluntad es conforme a nuestros planes. Dios no nos va a decir “oye mira entra a esta universidad o compra la casa verde que esta allá” no, eso no va a pasar.

 

Pero lo que el si hace es abrirnos puertas, es decir darnos oportunidades de las cuales ya dependerá de nosotros si las aprvechamos o no, también habrán ocasiones en las que Dios no estará de acuerdo con nosotros, como por ejemplo; si al querer sacar un préstamo del banco para montar un negocio no nos sale bien, esto quizá quiera decir que esto no está en los planes que Dios tiene para ti, tal vez él tenga mejores cosas para tu vida.

 

En ocasiones cuando Dios quiere comunicarse con nosotros

 

nos permite oír su voz, del mismo modo cuando tenemos paz en el corazón al momento de la toma de una decisión esto es una buena señal de que estamos haciendo las cosas bien; por otro lado cuando Dios nos inquieta o hay duda en nuestras decisiones puede ser señal de que no es algo que él quiere para nosotros. Pero lo más importante de todo es que no debemos preocuparnos ya que Dios nunca nos dejara solos.

Dejar comentario